martes, 23 de agosto de 2016

Malefakis

Ha muerto Edward Malefakis, uno de los grandes historiadores sobre el siglo XX español, autor de un libro imprescindible, producto de su tesis doctoral leída en 1970, Reforma agraria y revolución campesina en la España del siglo XX, publicado por Ariel en 1972 y que leí por indicación de mi querido profesor José Manuel Rodríguez Gordillo.

Nunca traté personalmente a Malefakis, aunque asistí a más de una de sus conferencias, y, en mis clases, he recurrido a una proposición suya que siempre me ha parecido muy sugerente, la de la protodemocratización, pese al franquismo, en la que Malefakis planteaba que, por la necesidad que la dictadura franquista tenía de divisas -que llegaron a través del turismo y de los trabajadores españoles que emigraron a Europa en los años sesenta y principios de los setenta del pasado siglo-, la sociedad española fue conociendo otras formas de vida y costumbres que favorecieron una cierta democratización social, que ayudó al desarrollo de la Transición. En clase, para explicarlo, recurría a esta imagen en la que, en un pueblo de la Costa Brava, unas señoras que salían de misa, vestidas de oscuro y con velo, observan a una turista en bañador:

En El País, José Álvarez Junco publica una buena semblanza de Malefakis, en la que me entero que su verdadero nombre era Elefteris, es decir, Libertad. Le iba bien el nombre.  
   

La biblioteca del Seminario y el Bicentenario


Conocí y pude consultar la biblioteca del Seminario de Cádiz en varias ocasiones, cuando estudiaba Historia allá por 1972 y 1973, pero apenas volví a verla en una ocasión más hasta diciembre de 2007, cuando se estaba negociando con la Iglesia gaditana la intervención en el Oratorio cara a la celebración del Bicentenario de la Constitución de 1812. José Carlos García Solano, entonces delegado de Patrimonio -o algo así- del Obispado, organizó una visita a las dependencias del Seminario, especialmente a la biblioteca, a la que acudieron José Antonio Periñán, delegado de la Junta, Marieta Cantos, en representación de la UCA y Malu García Juárez, gerente del Consorcio, que me pidió los acompañara.

Se habló entonces de la inclusión del Seminario y el Hospital de Mujeres en los edificios a restaurar y utilizar durante el Bicentenario, lo que se concretó en la firma del convenio entre la Junta y el obispado en mayo de 2008, que incluía la restauración del Oratorio y acciones sobre los fondos de la biblioteca, así como la posibilidad de utilizar espacios del Hospital de Mujeres para exposiciones organizadas por el Consorcio.

Cuando un año después, en mayo de 2009, Luis Pizarro fue nombrado presidente del Consorcio, a los pocos meses de su nombramiento, visitamos de nuevo la biblioteca del Seminario, donde se realizaron labores de digitalización que, en septiembre de 2010, presentaba Luis Pizarro a la prensa, mientras que en el Hospital de Mujeres no se llegó a intervenir, si no me equivoco.

Publica hoy Diario de Cádiz que el obispado busca dinero para obras de restauración en el Seminario y en su Biblioteca. No sé si, de haberse seguido con los proyectos de 2007 y 2009 la situación de la biblioteca sería distinta, pues, tras el cese de Pizarro, poco más hubo al respecto.

No obstante, la biblioteca del Seminario, además de su belleza formal, guarda fondos de gran interés para investigadores y lectores interesados, por lo que en su conservación deberían de implicarse las administraciones con competencias en el patrimonio bibliográfico y documental, negociando, de paso, su apertura como centro especializado, si fuera necesario, con criterios selectivos.

lunes, 22 de agosto de 2016

Baelo Claudia

Hacía mucho tiempo, unos diez años que no iba a Bolonia, y los cambios son notables, merece la pena la visita, con un recorrido muy bien trazado.








El concierto fue hace un mes

Quizás, para ahorrar, estén esperando al año que viene, por si vuelve Bunbury.


En cualquier caso, el ayuntamiento debería quitarlo, para cambiarle el año.

domingo, 21 de agosto de 2016

¿Cádiz?

Encuentro esta imagen en la página Fotografías Antiguas de mi Tacita de Plata, con la indicación "La avenida... 1920 aproximadamente", pero me cuesta mucho identificar la imagen con Cádiz. Creo que si fuera de 1920, aproximadamente, habría más edificios en la imagen, y menos arena en el suelo.


¿Puede alguien aclararme el asunto?

viernes, 19 de agosto de 2016

Sobre el legado del Doce


Cada uno puede opinar lo que quiera, faltaría más, pero en el artículo de hoy del amigo José Joaquín León, sobre la supuesta pérdida del legado del Doce si cierran la empresa Cádiz 2012, me sorprende que afirme que el único que cumple con el Oratorio es el obispo Zornoza dando misas, y que la Junta de Andalucía, responsable del Centro de Interpretación de la Constitución de Cádiz, se ha olvidado del Doce.

Parece olvidar José Joaquín León que, en cuanto empezó el año 2013, el obispado cerró la comunicación entre el Centro de Interpretación y el Oratorio, impidiendo, por tanto, que los visitantes pudieran ver el Oratorio y la proyección que se realizaba en la cúpula, sin duda, lo mejor de la visita, lo que provocó un drástico descenso de visitantes al Centro de Interpretación -más del 87%-, como contaba Diario de Cádiz en noviembre de 2014.

El obispado organiza misas, incluso actividades culturales de carácter confesional, pero cobra por visitar el templo -ni siquiera hace un descuento a los andaluces que con sus impuestos pagaron la rehabilitación-, y a los visitantes ni se les nombra que allí se celebraron las Cortes y se redactó la Constitución de 1812, olvidando, incluso, que fue por eso, por ser sede de las Cortes que redactaron la primera constitución española, por lo que el Oratorio fue declarado Monumento nacional en 1907.

Concurso 198

Está en Cádiz, ¿dónde?

De premio, media docena de topolinos.


Boom!!


miércoles, 17 de agosto de 2016

Interinidad y desvergüenza


Creo que Mariano Rajoy se siente cómodo con la interinidad, con seguir de presidente en funciones. Si se piensa bien, tener un trabajo temporal -cuatro años de presidente del gobierno-, y que, sin mover un dedo, sin hacer ningún mérito -salvo la torpeza y la vanidad de algunos novatos con ínfulas-, te prorroguen el contrato, es el ideal de un contratado en esta España del paro.

Rajoy llegó a la Presidencia del Gobierno en noviembre de 2011, y, a lo tonto, puede ser el único presidente que en vez de cuatro años, supere los cinco sin renovar la mayoría en unas elecciones. Entre que estiró la legislatura -siendo el primero en apurar los plazos legales para convocar elecciones-, y que los líderes políticos de los otros partidos piensan más en sí mismos, que en el mensaje de los votantes, el gallego sigue en funciones y si, por el fuera, "lo que te rondaré morena".

Mientras, sus correligionarios, sin duda con su aquiescencia, siguen practicando la desvergüenza política: la culpa de todo es del PSOE, que no tiene "grandeza política", que no tiene el patriotismo necesario de abstenerse.

Todos apuntan al PSOE y a su Secretario General, los peperianos, los transformistas de Rivera y los castos y puros de Podemos. Pero este asunto solo tiene una respuesta posible: tanto el PSOE, como Podemos, tienen que votar NO a la investidura de Rajoy. Después ya se verá, pero si todavía no hay gobierno, no creo que la culpa sea del PSOE.

Por la enseñanza pública